Vuelo Kuala Lumpur – Jakarta – Yogyakarta: la previa, el durante y el después de perderlo. Cap.3. EL DESPUÉS.

Serían sobre las 20:00h cuando por fin aterrizamos en Indonesia. Aun no sabíamos que lo muy mejor del día estaba por venir… Estamos en Yogyakarta. Bajamos del avión y a pie de pista podemos hasta hacernos una foto al lado de la aeronave. Caminamos entre aviones por la pista de aterrizajes y al no facturar equipaje somos los primeros en pasar por la zona de salidas. El recibimiento es brutal: nos damos de bruces con unos 30 taxistas revolucionados al ver a los 3 guiris, todos volcados sobre una barrera apenas a unos metros deseando llevarnos. Pasamos la barrera y nos rodean formándose un tumulto que nos deja perplejos. Muchos taxistas buscan enganchar a extranjeros para cobrarles un precio muy superior al real, o bien esperando buenas propinas. Con nosotros iban a dar en hueso. Preguntamos en información por autobuses para ir a la ciudad y nos dicen que a esa hora ya no salen así que no nos queda otra que hacer autostop o negociar un taxi. Tras un regateo no nos sale mal de precio, 50.000 rupias (1€ = 12.000 rupias indonesias), lo que se explica porque el taxista buscaba no solo hacer el trayecto aeropuerto ciudad sino que contemos con él para desplazarnos los próximos días por los alrededores, ya que Yogyakarta es una ciudad que cuenta con 2 de sus principales atracciones en las afueras: Borobudur (el monumento budista más grande en el mundo) y los templos de Prambanan.

100_1965

Ya teníamos previsto que al llegar aquí podría ser una buena opción buscar un taxista que nos acompañara durando un par de días a todas las zonas que queríamos visitar. Teníamos referencias de cuanto se suele pagar por este servicio de coche con chófer “un día completo”, y tras una buena negociación terminaríamos pagando menos de lo que pensábamos: 10€ por cabeza el día entero con nosotros, desplazándonos desde 1ª hora de la mañana hasta última hora de la tarde, sin cobrarnos la gasolina. Durante 2 días dispondríamos de un coche con chófer en la puerta del hostal en que nos alojábamos y viajaríamos por los alrededores de la ciudad de Yogyakarta, llegando a alejarnos más de 100 km, a un precio increíble comparado con lo que habría que pagar por algo parecido en España. Fue todo un acierto. No recuerdo el modelo de taxi pero era un buen vehículo comodísimo, muy amplio y limpio. Y el taxista muy majo. Imagino que aceptó cobrar ese precio esperando la propina tras el buen servicio prestado, además de que le invitamos a comer y beber el tiempo que nos acompañó.

El taxi nos dejó al lado del hostal donde reservamos online, situado en una buena zona con buen ambiente al lado de una de las calles principales de la ciudad, Malioboro St., y nos despedimos hasta la mañana del día siguiente a las 06:00 a.m.

malioboro

Al bajar del taxi vemos en alguna tienda que hay excursiones organizadas a las zonas que queremos visitar pero al ser 3 nos sale más a cuenta disponer de coche propio, tanto por el dinero como por la libertad que nos dará para parar donde, cuando y cuanto nos apetezca.
Cuando nos acercamos al hostal nos encontramos con otra sorpresa: nos estaban esperando un par de taxistas para ofrecernos el servicio recien comentado que la gran mayoría de turistas que paran aquí necesitan. No nos extrañaría que estuvieran avisados por el hostal de nuestra llegada esa tarde. Primero se nos acerca un amable hombre cuarentón, vistiendo de paisano (en el aeropuerto a los taxistas se les distinguía por su uniforme), al que emplazamos para hablar en un rato tras dejar las maletas e instalarnos, por si nos ofreciera un mejor precio (tenemos el teléfono del primer taxista por si cambiábamos de planes). Ya en recepción recogemos la llave de las habitaciones y nos dicen que podemos pagar al día siguiente. Tras dejar las súpermochilas (*ver:  https://maniacospro.files.wordpress.com/2011/07/sc3bapermochilas.jpg ) nos diponemos a ducharnos y de repente se presenta el otro taxista en la puerta entreabierta de la habitación diciéndonos en un buen inglés (en esta zona de Indonesia la mayoría de gente no va a hablar inglés, aunque también dimos con muchos vendedores y locales que lo chapurreaban) que pertenece al hostel y nos pregunta si necesitamos vehículo. Le explicamos nuestro plan para que nos de un precio. El amigo va y nos dice que como “special price” 1 millón de rupias por los 2 días (unos 80€), ante lo que le contestamos amablemente que no nos interesa, pero el taxista insistiría una y otra vez, daba una pequeña vuelta por el hostal y volvía a buscarnos. Como empezó a resultar pesado le explicamos que ya teníamos pactado con un compañero suyo que nos cobraría 30€ por día y sorprendido nos contesta que es imposible por ese precio, que no puede bajar tanto porque eran viajes muy largos. Parece que da por hecho que el precio que le dijimos no era real y pensó que lo que queríamos era regatear con él hasta ese precio, por lo que nos sigue insistiendo. Ahora baja hasta las 900.000 rupias… la situación se vuelve dantesta y nos lo tomamos con buen humor (como no podía ser de otra forma). Tras aguantar las constantes idas y venidas del amigo sobre 15 minutos, al fin terminó por desistir.

P1020043

Parecía que el largo día lleno de incidentes no daría mucho más de sí, pero MEEEEC, error. Aun quedaba por venir lo mejor. Tras la ducha salimos para ver los alrededores y comer algo. Se ha hecho algo tarde y ya es noche cerrada. Preguntamos en un badulaque cercano, abiertos 24/7, a una pareja sobre donde podemos cenar y nos informan de que estamos en pleno Ramadan! en la mayoría de Indonesia la mayoría de población es musulmana, excepto en Bali y alguna otra isla. El estar durante el Ramadan supone que por la noche la ciudad pierde el bullicio que por lo que habíamos leído tiene el resto del año. Como dije estamos en una buena zona, una de las calle principales de la ciudad está a un par de minutos andando, aunque nuestra calle ya sobre las 22:30h está casi desierta y tiene muy poca iluminación. Seguimos paseando algo despistados cuando vemos venir a lo lejos a una chica que parece nativa. La chica me sorprende por el enorme parecido con una de las actrices de la enorme serie “The Wire” (serie made in HBO, al igual que Los Soprano, A 2 metros bajo tierra o Juego de tronos, entre otras grandes producciones). Es tal el parecido que por un momento hasta dudo de si estaba ante la mismísima detective Kima! estaba claro que la actriz no iba a estar por aquellas tierras, pero para más inri llevaba una gorra al igual que suele hacer la detective. La chica, que vestía una ropa muy humilde, se dio cuenta de que la mirábamos y surgió conversar con ella, le preguntamos donde podíamos comer algo y se ofreció a acompañarnos para indicarnos. La chica hablaba algo de inglés y ante mi intento por explicarle que era clavada a una gran actriz se tronchaba.

tumblr_l5z8d8OZ5a1qz9m0ho1_1280

IMAG0605-

Caminamos durante un minuto y de repente nos encontramos ante el mejor momento del día, nada más y nada menos que el mejor restaurante del mundo!. Nos había llevado a un puesto de comida callejera en mitad de una callejuela sin apenas luz, con una pequeña cocina rodeada por varios envases llenos de comida junto a los cuales había colocados dos bancos, ocupados por 5 indonesios, mayores de 40 años que no hablaban ni una palabra de inglés, excepto uno más joven que chapurreaba lo justo. Nuestra nueva amiga les habló en indonesio imagino que explicándoles un poco por qué estaba allí con 3 extranjeros y rápidamente nos hicieron sitio para sentarnos. Parecían encantados por recibir nuestra visita. Aquello más que un puesto callejero de comida parecía una reunión nocturna de amiguetes, charlando de sus cosas al fresco ideal que ofrecen las noches, después de un día que suele ser bastante caluroso por aquí.

IMAG0604

El más contento por nuestra aparición debe ser el chef que a esas horas de la noche aun tiene mucha comida y ya poca caja esperaría hacer. Parecen todos atónitos esperando que nos sirvamos sin nadie explicarnos nada, tiene que ser la chica la que nos ofrezca platos y nos dice que nos sirvamos lo que queramos. Trócoli no tiene nada de apetito pero JC y yo sí que nos disponesmos a disfrutar del buffet libre, sin preguntar precio (por supuesto no aparece precio anunciado por ningún sitio). Había donde elegir: arroz, pescado rebozado, huevos fritos, pollo picantón y varias cazuelas más que difícilmente podíamos saber qué comida era, aunque en esa zona desde luego nada de carne de perro, ratas o insectos (por lo que hemos leído esto se puede llegar a ver en algunas zonas de China, Vietnam o Laos, aunque no es nada común).

Mientras comemos no paramos de reir por lo inaudito de vernos cenando en un sitio así, siendo el centro de atención pero la mar de a gusto. Cada uno de nuestros gestos, cada detalle de como comemos sus platos, es observado entre sonrisas por los nativos. Cada vez que decimos algo en inglés la chica hace de traductora y todos se tronchan, siendo evidente que lo hacen por lo insólito de la situación para ellos y sin ninguna maldad. Al poco aparecen un par de hombres más y allí que se acoplan, a vernos comer, menudo show! Puede que se corriera la voz entre los lugareños porque algún chico más se asomó algo tímito y se marchó, también apareció un joven que recogió algo de comida para llevar y no vimos que pagara nada. Les llama la atención la cerveza Heineken que bebe JC, comprada en el 24 horas en que paramos antes.
JC termina de comer primero. La comida debía llevar ya horas cocinada, estaba fría pero no era mala. A mi me cunde poco ya que voy dando más charla. Aprovecho para preguntar por los puros que me encargó mi compañero Andrés, el chico más joven dice que hay buen tabaco en Indonesia y que podemos comprar allí mismo muy cerca.
Un poco después de terminar pedimos la cuenta, “the bill”, de broma sabiendo que no iba a haber factura impresa alguna. El chef está un rato pensando cuanto dinero pedirnos, ahí pensamos que nos va a cobrar precio guiri y le decimos a la chica que por favor no nos trataran como turistas (sabemos que el precio real lo pueden multiplicar por 5 fácilmente), al final nos pide 25.000 rupias (1€ por cabeza), le damos algo de propina por el genial rato pasado y todos tan contentos.

IMAG0603-

Nos despedimos con una “Salamat Paki” (adiós) y regresamos al hostal. Cansados después de la odisea de día pero ilusionados por los días que nos esperan, cogemos la cama dispuestos a soñar con los angelitos indonesios. Nos esperaba un día especialmente intenso.

T.

Anuncios

In Southeast Asia (part 2)

Tokio, Borneo, Camboya, Bangkok, Yogyakarta… keep on moving!

Vídeo

Vuelo Kuala Lumpur – Jakarta – Yogyakarta: la previa, el durante y el después de perderlo. Cap.2. EL DURANTE

Cuaderno de bitácora.
16-08-2011. Tras acostarnos a las tantas la noche anterior suena el despertador a las 09:30. A las 10:00 aparecen JC y Rafa que comparten habitación. Desayuno rápido y a las 10:30 salimos echando leches con destino al aeropuerto para coger un doble vuelo: Kuala Lumpur – Jakarta y Jakarta – Yogyakarta. La catástrofe se avecina. Tenemos 2 horas y media para coger el Skytrain (cerca del hostal) hasta la parada de KL Central, de allí un trenecito al aeropuerto (12 ringgit) y un bus termina el trayecto. El día anterior calculamos el tiempo y cuadraba para llegar con margen de una hora al aeropuerto.

AirAsia air hostess :p

AirAsia air hostess :p

Tenemos el vuelo con Lion Air, una aerolínea low cost asiática y el aeropuerto tiene 2 terminales, la nº 1 y la Low Cost, pero no son 2 terminales al uso sino que son 2 zonas muy alejadas una de otra. Está claro que “4 ojos ven más que 2”, pero en nuestro caso ni 6 valieron; nuestras 3 cabezas pensantes dieron por hecho que la terminal a la que teníamos que ir era la Low Cost.
Por un momento caigo en que no hemos confirmado la terminal, estamos en la salida del 2º tren donde JC no encuentra su billete para pasar por la salida automática y tiene que tratar de hacerse entender con el controlador malayo que habla inglés peor que yo (que ya es). Viendo la movida se me olvida preguntar por la terminal y tras 5 minutos de tira y afloja con el controlador al fin podemos salir para coger el bus que nos deja en el aeropuerto. Vamos con el tiempo justo, pero aun llegamos… de dirigirnos a la terminal correcta.

Esperando tan tranquilo el tren al aeropuerto. Buen cojoneh!

Esperando tan tranquilo el tren al aeropuerto. Buen cojoneh!

Bajamos del bus en la terminal Low Cost y sorpresa, allí solo opera la aerolínea Air Asia y nuestro vuelo es en la otra terminal que no está precísamene cerca. Locura colectiva. Buscamos un taxi. Lo encontramos rápido pero hace falta ir primero a una taquilla y comprar un bono/cupón. Otros 5 minutos buscando la dichosa taquilla como cabras locas… carreras, preguntas a dependientes varios, a la policía… por fin damos con ella y echando leches para el taxi (50 ringgit). El taxista nos sale “listo”, le explicamos que perdemos el vuelo y el amigo nos pide 300 ringgit por ir más rápido! (casi 80€!). Al ser las últimas horas en Malasia no disponemos de moneda local para pagar de más, se lo explicamos y el hombre al final se porta pisándole lo que puede. Nos deja en la terminal buena a las 12:30 (a 30′ del despegue). Check in cerrado. Buscamos las oficinas de la aerolínea y llegamos a las 12:38. Nos dicen que van a intentar que volemos. Un minuto de ilusión pero tras la breve espera nos confirman que hemos llegado demasiado tarde.

Los últimos ringgits dieron para un par de menús tiesos de pollo malayo para 3

Los últimos ringgits dieron para un par de menús tiesos de pollo malayo para 3

Para ese mismo día no hay vuelos con Lion Air. Al día siguiente nos cuesta 160€ (el doble). Salimos a buscar qué otras compañías vuelan a Jakarta + Yogyakarta y los precios son aun más caros. Llegamos a plantearnos alternativas como saltarnos la zona de Java y volar directos a Bali, o incluso regresar a Bangkok dejando Indonesia para otra ocasión.
Finalmente damos con una conexión a internet y encontramos un vuelo directo a nuestro destino previsto por 70€ que salía en apenas un par de horas. A las 06:00 a.m. había un vuelo por solo 35€ pero teníamos hostal reservado y pagado en Yogyakarta y tras tanto lío decidimos por unanimidad que lo mejor es coger el primer vuelo y llegar a buena hora a Indonesia (no hubiera sido la 1ª noche durmiendo en un aeropuerto, pero en esta ocasión tras la pequeña odisea optamos por lo más cómodo).

Haciendo hora en el aeropuerto de Bali.

Haciendo hora en el aeropuerto de Bali.

Serían sobre las 20:00h cuando por fin aterrizamos en Indonesia. Aun no sabíamos que lo muy mejor del día estaba por venir…

T.

Vuelo Kuala Lumpur – Jakarta – Yogyakarta: la previa, el durante y el después de perderlo. Cap.1. LA PREVIA

Cuaderno de bitácora: adiós Kuala Lumpur, día 1 en Indonesia.

…la noche del día 14 de agosto termina cenando sopaipas con pollo en el mismo local de la noche anterior, finalmente no fuimos al buffet libre con spa incluído (made in Malaysia). Para regresar al hostal tuvimos que ir andando hasta las torres Petronas buscando alejarnos de la zona de taxistas liantes y por primera vez en Kuala Lumpur damos con un taxista honesto que nos recoge y activa el taxímetro sin intento previo de liarnos, lo cual nos dejó pasmados (se pueden imaginar como de disparatadas fueron las anteriores experiencias con los taxixtas), llevándonos en un periquete al hostal por lo que le dejamos una merecida propina (monedas estas que quien nos iba a decir, al día siguiente íbamos a echar de menos cuando apenas tuviéramos ringgits suficientes para despedirnos del país almorzando en el aeropuerto).

Llegamos sobre las 04:00h, las 22:00h en España, hora a la que comenzaba el partido de ida de la Supercopa entre el Real Madrid y el Barcelona. Un taxista nos había dicho que se podía ver por televisión, fue curioso ver como tantos malayos siguen el fútbol español, al menos con muchos de los que hablamos nos ocurrió que al decirles que éramos españoles directamente nos lanzaron la pregunta del millón: ¿Madrid o Barcelona?; la gran mayoría simpatizantes del Barcelona, “Mourinho is a bad men”.

Trócoli tenía intención de ver el partido entero, yo me apuntaría al comienzo hasta que el sueño venciera, pero habíamos recordado que la noche anterior había un hombre (inolvidable personaje el manco) durmiendo en el sofá de recepción donde tenían el pantallón plano de TV y esperábamos que volviera a estar allí porque dedujimos que era una especie de ayudante nocturno del hostal al que tenían “explotado” currando de noche a cambio de 4 duros y poder dormir allí, así que llegamos a dar casi por descartado el fútbol. Sin embargo cuando entramos al hall-recepción para nuestra sorpresa no había ni un alma presente. Trócoli y yo fuimos a encender la TV y Juan Carlos de camino a la habitación debió ver una puerta medio abierta y entró equivocado a una que no era la nuestra, encontrándose al hombre manco tieso, despertándolo al entrar para susto de ambos (parece que este hombre no podía estar durmiendo en aquella habitación pero se coló aprovechando que estaba vacía). Tras las procedentes disculpas el hombre se levanta y se queda con Trócoli intentando encontrar el canal para ver el partido, sin suerte. A todo esto, yo había entrado al baño un momento sin que hubiera absolutamente nadie por allí y cuando salí me encontré al buen hombre con rafa trasteando el televisor, a una chica esperando en la puerta del baño a que saliera y al recepcionista del día anterior apareciendo recien despertado incrédulo ante nuestro apoteósico regreso. Sin fútbol y con nuevas disculpas se cerró la noche del 14, durmiendo por última vez en “el zulo” 2ª parte.

P1010699

La mañana del día 15 nos suena el despertador a las 9:30h. Tras terminar de recoger las SúperMochilas (https://maniacospro.files.wordpress.com/2011/07/sc3bapermochilas.jpg) y aprovechar el desayuno gratis del hostal, sobre las 10:30 salimos de allí para el aeropuerto, con el tiempo algo justo pues el vuelo salía a las 13:00h, pero habíamos controlado más o menos cuanto se tardaba desde allí y el camino era fácil, coger el Skytrain, bajarnos en la estación Central y allí coger un trenecito por 12 ringgits al aeropuerto, con un trayecto final en autobús que nos dejaría en la terminal Low Cost. Rumbo a aquella terminal aun no éramos conscientes de la “catástrofe” que se nos avecinaba…

T.

Southeast Asia: BEST & WORST

LO MEJOR:

-La gente que hemos conocido y el gran trato recibido por los nativos en todos los lugares que hemos visitado en los 36 días all around Hong KongBangkokChiang MaiPhuketPhi Phi IslandsKuala Lumpur, Yogyakarta, Bali, islas Gili, Lombok y Macao, guardando un especial cariño a la gente de las zonas menos turísticas de Indonesia (selamat pagi!).

Real Indonesia

-Bangkok (Khao San Road, RCA + el pollo frito, el pad thai, WIP, “this is not Bangkok…”)

พระบรมมหาราชวัง = Phra Borom Maha Ratcha Wang = Palacio Real

-El día de trekin bajo la lluvia en Chiang Mai (norte de Tailandia) la noche en plena naturaleza con los nativos, descubrir el rafting y “ver la muerte” montados en un elefante.

En “la cima” tras unas 3 horas pateándonos la selva tailandesa bajo un chaparrón de aupa, epic!

Vaya orejazos que pegaba el amigo xD

-Las islas Phi Phi, a una hora en barco de Phuket (sur de Tailandia) y sus alrededores, el ponerme unas gafas con tubo y quedarme asombrado viendo los corales y los bancos de peces tropicales pasar por mi nariz, enorme cantidad de maravillas que ocultan aquellas aguas.

Welcome to the paradise

Maya Bay (la playa de de la película “The Beach”)

Maya Bay 2

Snorkel en aguas abiertas

-Las quedadas/cenas con gente de CouchSurfing en Hong Kong (15 personas) y en Bangkok (unos 25).

Hong Kong!

-La comida: en el restaurante de Hong Kong; en Tailandia por 1€ bien zampados (a la rica pasta y/o arroz con pollo y huevos + fruta variada a elegir, opcional batidos tropicales varios); en Gili Trawangan exposición de sea food, pescaito del día al gusto del consumidor, regateando que es gerundio: 1 calamar gigante, 2 barracudas y 40 gambas a precios de risa (no hay foto del calamar, shit!)

¿Cómo carajo se llamaba este tipo de comida? Buena no, buenísima.

-Los atardeceres en Indonesia.

-Los 3 días con el Suzuki Jimny alquilado recorriendo la isla de Lombok, parando cuando nos apetecía en los poblados y mercados, donde los nativos no hablaban ni una palabra en inglés.

Great taxi driver!

Kuta, sur de Lombok, otro paraíso

Como he leido por facebook: “The man and the landscape”

-La parada en la ciudad indonesia de Wonosobo, a unas 2 horas de Yogyakarta, en el día que celebraban la independencia del país. Feeling like rock stars xD

-El bosque de monos en Ubud, Bali.

Bosque habitado por 300 monos “entrenados” para “robar” al turista cualquier alimento que tenga encima, también corrían peligro cámaras, móviles, gafas… devuelven lo que cogen a cambio de comida (leímos que también por dinero xD). He intentado meter aquí el vídeo del “ataque”/robo de un mono a Trócoli del paquete de papas pero parece que está subido para ver solo en facebook, pendiente de editar.

-La paradisíaca islita Gili Air, Indonesia (a unas 5 horas en barco de Bali; regateamos por una lancha rápida que nos llevó en 1 hora y media)

Gili Islands, Lombok. De izquierda a derecha: Gili Trawangan, Gili Nemo, Gili Air y costa de Lombok

Cargando con la cena

-La tarde dando la vuelta a la isla Gili Trawangan en bicicleta, en menos de 2 horas la recorrimos entera. Grandiosa para mi la experiencia, meternos por aquellos caminos con aquellas bicis (sin frenos) deporte de riesgo! a Rafa todavía le duele el culo xD

-El 12% de la Beer Bear, para uno que no bebe cerveza, el durante fue muy duro pero el después muchas risas.

Genuina de Kuala Lumpur

-El último día en Bali, a las 06:00h en pie para ver los delfines al amanecer en Lovina beach y última ocasión para el snorkel, regreso al hostel para desayuno energético y viaje de vuelta al sur recorriendo toda la isla con nuestro chófer favorito a los mandos (¿qué marca era el carro azul que alquilamos en Bali?) con paradas en un mirador al lago Bratán (el segundo más grande de la isla, magníficas vistas y sobre todo legión de monos en libertad campando a sus anchas) y en unas cataratas con un entorno natural precioso (otro buen vídeo el de los chapuzones allí!).

Imagen rescatada de internet de los delfines en Lovina, norte de Bali. JC no pudo cazar a ninguno saltando, se suponía que era una zona tranquila sin apenas gente pero a las 06:45 a.m. aquello parecía el desembarco de Normandía de barcos que había, todos con turistas a la “caza y captura” de los delfines

Mono con aspiraciones de modelo, posando para JC

Mono sin aspiraciones de modelo

Al agua patos

Otra catarata en la misma zona. Por allí se escuchaba a los niños cantando la canción del mundial de Sudáfrica 🙂

-Masajes de pies en Bangkok por unos 3€, 30 minutos + ¿Dr. Fish SPA?

-La relación calidad/precio de la mayoría de alojamientos, en especial uno de los más baratos de todo el viaje, en Kuta Lombok (sur de la isla), 3€ la noche y de los mejores lugares donde paramos, tortillas de papas by the cheff JC incluídas!.

No hay foto donde las tortillas… Bungalow en Gili Air, unos 4€ la noche

Bungalow2

Alojamiento en Lovina, norte de Bali, entre 3€ y 4€

-Yogyakarta, en especial el día con las motos alquiladas en junto a Steve, amigo indonesio con el que contactamos a través de CouchSurfing, y la cena de la 1ª noche recien aterrizados en la ciudad, en el buffet libre/perol callejero al que “nos invitó” nada menos que la agente Kima de la serie “The Wire” xD 

Riders

Almuerzo con el gran Steve

“Buffet libre” familiar en las calles de Yogyakarta

Área de Dieng Plateu

Caldera volcánica en Dieng Plateau… azufre!

Macao, sobre todo la penúltima noche del viaje (con JC en Hong Kong, shit!).

The Grinder… un abuelo nos susurró que le hacía coach a Phil Ivey de poker chino por 300k$ la hora. Faltó grabar un vídeo barajando y preguntarle el nickname en PokerStars

A la izquierda Raulito Lee a.k.a. “el profesor”, dice la leyenda que fue quien enseñó a Stu Hungar a ganarse la vida jugando al Backgammon

Pato laqueado, mmmmmmmmm… la cabeza lo mejor xD

Wynn Macao, casino Grang Lisboa al fondo

-El carné de estudiante internacional de “Wilson Poker Pro”, con estudios cursados en la Universidad “Casino Torrelodones”.

Bangkonés (gentilicio por confirmar) échale una foto al carné y actualizamos esto xD

Editado: ahí va una de carné falso de Khao San. El falsificador se comió la N de casino y se la he metido con paint, en pequeñín se ve raro. En otro carné se equivocó en el nombre e hicimos que nos lo volviera a hacer (el del mono se lo perdonamos). Al final si no recuerdo mal pagamos 120 o 150 baths cada carné (unos 3€). El que nos hicimos como “bueno” con nuestros datos está ya más que amortizado xD

———————————————————————————–

LO PEOR:

-Tener que regatear por prácticamente todo (hasta en los restaurantes!) desde el primer día que pisamos Tailandia hasta el último en Indonesia.

Restaurante buffet libre en Bali con espectaculares vistas al volcán Batur y al enorme lago aledaño. Aquí solo con preguntar el precio y poner malas caras ya nos lo estaban bajando; bebida no incluída… al final hasta una 3ª botella de agua gratis sin pedirla xD

-El avión que perdimos Kuala Lumpur – Jakarta (y consecuentemente el siguiente vuelo Jakarta Yogyakarta, 2 x 1). Por suerte hubo vuelo alternativo, big up for KLM & Garuda.

Tan tranquilos esperando el trenecito que nos llevaría a la terminal equivocada… a media hora de la buena, más el rato que se nos fue con el lío allí, lo justo para no llegar a tiempo, metida de zarpa.

-Que nos pillara el Ramadam en Indonesia… where is the party? where is the people?

Templo de Borobudur, el monumento budista más grande del mundo, a 40km de Yogyakarta, Java, Indonesia.

-Los dos días en Kuala Lumpur, poco que ver/hacer allí.

Chinatown en Kuala Lumpur, Malasia

-El zurriagazo de Trócoli en el trekkin de Chiang Mai.

-Los taxistas liantes que no quieren poner el taxímetro.

A falta de fotos de taxis, una de un autobús típico de allí, puertas abiertas, que entre el aire!

Aquí ni taxímetro ni leches, un salto para subir y otro para bajar xD

-Tuk tuk mafia… la mañana que nos hicieron “perder” diciéndonos que el Palacio Real estaba cerrado hasta las 13:00h haciéndonos un recorrido alternativo de “Lucky Budas” y tiendas xD

Tuk tuk en Bangkok

Como nos dejó tirados el perla tras toda la mañana de tienda en tienda xD larga historia para contar por aquí

Lucky Buda

xD Menos mal que me dieron la tarjeta de la tienda! Cómo nos liaron también el día anterior, le dijimos que nos llevara a la estación de trenes y nos para en una agencia de viajes a ver si cuela para pillar su comisión, parecíamos protagonistas de la peli “El Golpe”, jaja

-El precio del alojamiento en Hong Kong y en Macao, las ciudades más caras del viaje (al menos se comía muy bien y barato), “el zulo” en Bangkok y algún hostal hipercutre a.k.a. mansión del terror.

El zulo

2º alojamiento en Gili Trawangan, visto en la foto da hasta miedito xD

-No llegar a practicar buceo con botella.

Trócoli, a pulmón

-Los mosquitos sin dejarnos dormir alguna que otra noche.

Afortunadamente encontrar molestos mosquitos fue una excepción. Aquí durmiendo “plácidamente”, haciendo hora para el vuelo Bali – Singapur

-Los 25$ que cuesta el visado de entrada a Indonesia + las tasas de salida del país (150.000 rupias = 12,5€) + la “multa” por abandonar en avión la isla de Java.

Onda vital dirigida contra las tasas de los aeropuertos indonesios

-El torneo de poker en el casino Grand Lisboa de Macao, 100 Hong Kong $$ rebuy (9€), estructura hiperturbo, “organizado” por PokerStars. Chinos maníacos por doquier. Me cazaron limpeándome AA. Trócoli busted AJ vs 74.

Al de la derecha le busqué en pokerprolabs, regular de sit&go Pot Limit Omaha 30$, gamblea sits de 100$ de razz poker, poker caribeño y poker chino

-El vuelo de vuelta Hong Kong – Moscú, 11 horas y media en el avión que salió con retraso y todo el vuelo sabiendo que íbamos justísimos para no perder la escala, el aterrizaje con apenas 40 minutos para coger el vuelo Moscú – Málaga (la vez que más rápido habremos pasado los controles de inmigración, seguridad y cambiado de terminal).

En el vuelo Moscú-Málaga nos recibió este generoso ruso con botella de Ballantines en mano ofreciéndonos un trago a palo seco… ni papa de inglés hablaba, español menos, vaya cogorza pilló.

-Y lo peor de todo, sin duda, el no poder quedarnos allí otro par de meses, como sí ha podido hacer el ****** de JC! Abrazaco King Kong size my men!

Torres Petronas, Kuala Lumpur

Siguiendo los pasos de Ivey, Durrr y cia… VIAJE AL SUDESTE ASIÁTICO :)

Lo encontré ya con la flechita; la nuestra hará escala en Moscú.

Here we go!

JC, Trócoli y el menda partimos rumbo al sudeste asiático el día 29 de julio. Visitaremos Macao, Hong Kong (2 noches), Bangkok (4 noches), Chiang Mai (2 noches), Chiang Rai (2 noches), Phuket (2 noches), Phi Phi Islands (2 noches), Kuala Lumpur (2 noches) e INDONESIA (unas 2 semanas visitando Yogyakarta, Bali, islas Gili, Flores y Komodo).

Entre que en esa zona de Asia las monedas están muy devaluadas respecto al € y que ya de por sí en la mayoría de ciudades el día a día sale más que económico, no esperamos gastar más que en un viaje por el mismo tiempo a cualquier lugar de España. El alojamiento será en albergues/hostales, de media rondará los 5€ la noche (haremos fotos a las habitaciones como prueba de que al menos no dará miedo dormir allí xD). Los desplazamientos en avión por la zona salen muy bien de precio, entre los 40 y 60€ (excepto el HK-Bangkok que sale por unos 115€) + trenes/autobuses/¿coche alquilado?. Iremos sin facturar equipaje con lo justo y necesario en la súpermochila.

Tengo que elegir entre estas 4… algún consejo?

El viaje lo terminamos en Macao, donde pasaremos mínimo 2 noches. Habrá que volver a buscar un buen casino con Texas Hold’em, como ya hicimos en la previa de Las Vegas. De momento sabemos que en el “Lisboa” es donde organiza eventos PokerStars, con muchos torneos jugables:

http://www.pokerstarsmacau.com/tournaments/

Y a ver si nos enteramos de donde se mueven los high stakes, aunque sea para echarnos una foto freak con alguno de estos dos que igual andan por allí:

http://www.poker-red.com/noticias/mas-super-partida-macao-durrrr-y-ivey-se-llevan-calentito-9210.html